China saca pecho en Shanghái

posted under by Fer

China saca pecho en Shanghái

http://www.abc.es/20100430/internacional-asia/china-saca-pecho-shanghai-20100430.html#anclaHerramientasArticulo

Bilbao, ejemplo del buen hacer

PABLO M. DÍEZ | SHANGHÁI

Dos años después de los Juegos Olímpicos de Pekín, China vuelve a deslumbrar al mundo con la Exposición Universal de Shanghái, la mayor y más cara de la Historia. Aunque la muestra abrirá sus puertas al público mañana, se inaugura esta tarde con una apoteósica gala de fuegos artificiales.

Mientras el resto de países se aprieta el cinturón ante la crisis, el régimen chino se ha gastado 400.000 millones de yuanes (44.378 millones de euros) en preparar las infraestructuras de Shanghái para tan magno acontecimiento, sobre todo con autopistas, cuatro líneas de metro que se suman a las nueve ya existentes y una nueva terminal en Hongqiao, el más antiguo de los dos aeropuertos de la ciudad junto a Pudong. De ese presupuesto, se han destinado 18.000 millones de yuanes (1.996 millones de euros) a la construcción del recinto de la Expo y sus pabellones permanentes y otros 10.600 millones de yuanes (1.175 millones de euros) a su funcionamiento durante los próximos seis meses. Además, el Gobierno local de Shanghái ha reservado 75,7 millones de euros para ayudar a los países más pobres a estar presentes

Gracias a este derroche, las cifras de la Expo hablan por sí solas: 190 Estados participantes (42 con pabellón propio), 50 organizaciones internacionales, un recinto de 528 hectáreas de superficie (20 veces la extensión de Zaragoza 2008), 20.000 actos programados (una media de 100 al día) y una previsión de 70 millones de visitas hasta que concluya el 31 de octubre.

El futuro de las ciudades

«Está todo a punto porque nos hemos preparado ocho años para este momento», se congratuló el subdirector de la Expo, Hong Hao. Bajo el lema «Mejor ciudad, mejor vida», serán 184 intensos días en los que la Expo tratará de responder a los retos de habitabilidad y sostenibilidad que tienen ante sí las megalópolis del siglo XXI, aquejadas de problemas como la superpoblación o la contaminación.

Un tema especialmente apropiado para Shanghái, la ciudad más moderna y cosmopolita de China con casi 20 millones de habitantes y 4.000 futuristas rascacielos que parecen sacados de la película de ciencia-ficción «Blade Runner». Y un asunto de vital trascendencia para un país en vías de desarrollo como China, que ha vivido la mayor transformación económica y social de su Historia desde que se abriera al capitalismo hace ya tres décadas.

Aunque el gigante asiático es la tercera economía del planeta en términos brutos y una superpotencia emergente, su extraordinario crecimiento económico ha sido asimétrico y esconde graves desigualdades entre ricos y pobres, entre las ciudades y el campo y entre la industrializada costa y el interior rural.

Lujo y Tercer Mundo

En este país de grandes contrastes, el lujo más obscenamente ostentoso contrasta con una pobreza propia del Tercer Mundo, que pocos visitantes de la Expo podrán ver. A menos, claro, que se tomen la molestia de viajar no ya a las provincias de Sichuan, Gansu o Qinghai, a más de 3.000 kilómetros de distancia al oeste del país, sino a las afueras de Shanghái en una sencilla excursión en tren.

Allí se encuentran buena parte de las 18.000 familias que antes vivían en la zona de la Expo, ubicada a orillas del río Huangpu entre los puentes de Nanpu y Lupu, y que han sido desahuciadas por la fuerza o a cambio de ridículas indemnizaciones.

«Nuestro coste de la vida es cinco veces el suyo, pero nuestros salarios son una quinta parte de los suyos. Aun así, hemos sobrevivido y estamos contentos de dar la bienvenida a los turistas que vengan de todo el mundo», se mofa irónico el popular bloguero Han Han.

Mientras el Producto Interior Bruto (PIB) per cápita se encuentra en torno al puesto 100 del mundo con 2.951 euros, a la altura de Albania y Jordania, el régimen chino se gasta una millonada en la Expo. Esta muestra es la fachada de progreso y desarrollo que Pekín quiere enseñar al mundo y, lo que es más importante, a su pueblo, al que bombardea con todo tipo de eventos propagandísticos para reforzar su nacionalismo y recuperar el orgullo de ser chino.

Tras Pekín, le toca el turno de lucirse a la segunda ciudad del país y su corazón económico y financiero, Shanghái.

0 comentarios

Make A Comment

Fer_Ateos

Fer_Ateos

Buscar este blog