La iglesia del "cura rojo"

posted under by Fer

http://www.bbc.co.uk/mundo/cultura_sociedad/2010/04/100429_1814_iglesia_multi_religiosa_espana_jg.shtml

La iglesia del "cura rojo"

Juanjo Robledo

Madrid

En la fachada de la parroquia camina un elefante gigante y hay dibujados varios pájaros psicodélicos.

En la parroquia San Carlos Borromeo de Madrid no hay sagrario ni confesionario, el cura lleva jeans en lugar de sotana, se reparten rosquillas o bizcochos en vez de hostias y se suele celebrar el Ramadán, una de las celebraciones más importantes del Islam.

La conocen como la iglesia roja y lleva más de treinta años abierta a todos, incluidos ateos y religiosos.

"Hemos comulgado con turrón o con la tarta de una boda. Para nosotros lo importante es compartir lo que tenemos en la mesa. Si la encarnación de Jesús hubiese ocurrido en un entorno polar el cuerpo de Cristo sería sangre de foca y ninguno se alarmaría. Últimamente tenemos pan, mucho mejor que las famosas obleas que parecen plastificadas", le comenta a BBC Mundo el cura Javier Baeza.

Es domingo y está a punto de comenzar la misa. En la fachada de la parroquia camina un elefante gigante y varios pájaros psicodélicos dibujados por un grupo de grafiteros latinoamericanos. En el interior paredes desnudas, feligreses de todas las edades y nacionalidades y un Cristo de madera.

En el centro Javi, como le llaman, comparte la mesa con Sara y Carmen, dos madres del barrio. La misa comienza.

"Menuda semanita la que hemos tenido", exclama Carmen mientras Sara detalla la semana como si fuera una asamblea: "En la embajada de Bulgaria nos dijeron que no se puede hacer nada, al chico búlgaro lo van a deportar. Además, la Comunidad de Madrid ha suspendido las ayudas a ONGs que trabajan con enfermos de Sida. Y a la morita (árabe) finalmente le han tenido que amputar el seno".

"Hay que tomar acciones", señala un joven. "El Evangelio es para ponerlo en práctica no para quedarse en los misterios y pecados de toda la vida", subraya una anciana. Javier escucha, da la bienvenida y pide que canten el tema "Clandestino de Manu Chao, para recordar que nadie es extraño".

El "cura rojo"

Parroquia San Carlos Borromeo de Madrid

La conocen como la iglesia roja y lleva más de treinta años abierta.

La parroquia ha sido el germen para que nazcan asociaciones como Madres contra las Drogas o la Escuela de la Marginación, que enseña cómo atender a personas en situación extrema.

La gallega Sara Nieto canta a todo pulmón como una fan. Ella llegó a la parroquia a finales de los años setenta cuando Enrique Castro, también conocido como el cura rojo, aterrizó en el barrio inspirado por la Teología de la Liberación. Entonces Vallecas, una de las zonas más populares de Madrid, estaba atravesada por la heroína.

"No nos hicimos hippies de la noche a la mañana. La iglesia tenía púlpito y sagrario. Los drogadictos abrían el sagrario pensando que iban a encontrar algo y dejaban las hostias por el suelo", le comenta a BBC Mundo.

Durante años Sara pensó que vivía en pecado mortal. "Franco me reprimió. Si te bañabas en el río era pecado. Si cruzabas la pierna era pecado. Ni pensar en planificar. Creo que el primer orgasmo que tuve fue cuando me confesé", sonríe la mujer y subraya que ya no se confiesa. La parroquia no tiene confesionario, las confesiones son comunitarias, entre todos.

Hace un par de años el arzobispo de Madrid, Rouco Varela, ordenó cerrar la parroquia porque "se sale de los cánones de la Iglesia". Autobuses repletos de toda España llegaron a Vallecas para solidarizarse con la parroquia. Allí, junto a artistas, esperaron atrincherados durante nueve meses.

"El cardenal Rouco no pudo imponer su criterio. La gente le dijo: esta es nuestra fe y nuestra forma de celebrarlo. Nuestra guerra no es contra el obispo ni contra la Iglesia institucional, es contra la marginación, la falta de oportunidades. Aunque criticamos a la Iglesia cuando hay que criticarla", señala Javier después de la misa. Del segundo piso vienen los aromas de una paella recién cocida.

También cocinan

Parroquia San Carlos Borromeo de Madrid

La parroquia subsiste de las ayudas de la comunidad.

"Nos reuníamos a comer después de las misas pero decidimos cocinar aquí para ahorrar. También hacemos judías con patatas", agrega el cura. La parroquia subsiste de las ayudas de la comunidad y del sueldo de Javier, poco más de US$1.000. "A veces celebramos un bautizo y un funeral juntos porque es lo que la vida nos va trayendo y a veces coinciden esos momentos", subraya.

De unos meses para acá la parroquia siente el peso de la inmigración y del desempleo que golpea a España. El marroquí Tarik llegó atraído por esas luchas.

"En la parroquia compartimos cristianos y musulmanes. La gente cuenta su historia, aprendemos del otro. Cuando vives una fe diversa puedes desarrollar una fe completa", le detalla a BBC Mundo. En su caso ha logrado derrumbar muros de desconocimiento hacia el Islam y el mundo árabe.

"Hay mucho miedo hacia los árabes, que somos unos bárbaros. En la parroquia hay un respeto mutuo. A veces comulgo, cuando me apetece, sin miedo", agrega.

Carmen y Sara reparten platos de paella a diestra y siniestra. Las mesas se llenan de comensales. Javier de jeans y barba poblada observa. "Ayudar a un enfermo de Sida, proponerle una vida diferente a un drogadicto, abrir tu casa... Para mí son elementos más que evidentes de evangelización", comenta. Nunca ha echado de menos la sotana, se siente cómodo.

0 comentarios

Make A Comment

Fer_Ateos

Fer_Ateos

Buscar este blog