Curas pederastas: santa impunidad

posted under by Fer

Curas pederastas: santa impunidad

http://www.lajornadamorelos.com/component/content/article/14/86013

Martes, 20 de Abril de 2010 00:00Escrito por Jorge Messeguer Guillén

La Iglesia católica atraviesa por una de sus peores crisis. Las denuncias acerca de sacerdotes paidófilos que han cometido actos de pederastia, ha destapado una cloaca cuyo hedor ha dado la vuelta al mundo. En México existen señalamientos en más de 100 casos de sacerdotes pederastas, y quien sabe cuantos más paidófilos; encabezando la lista Marcial Maciel, quien fue acusado recientemente por sus propios hijos biológicos de haberlos violado reiteradamente. El cardenal Norberto Rivera desestimó las denuncias documentadas en contra de fundador de los Legionarios presentada por el padre Athié. Al negar los hechos, la Iglesia permitió actuar con toda impunidad a curas pederastas. Existen en México tres casas especiales de rehabilitación para sacerdotes: Casa Alberione en Jalisco; Fundación Rougier, en el estado de México y Casa Damasco en el Distrito Federal, donde se atienden casos de sacerdotes relacionados con adicciones, homosexualismo o ruptura del voto de castidad. Por ahí han pasado sacerdotes acusados de haber cometido abusos sexuales en contra de menores.

Parece que es un fenómeno tan natural en la Iglesia que hasta cuentan con centros de atención especializados, lo novedoso en estos tiempos es que ahora se sabe, denuncia y se exige castigo a los culpables de tan aberrantes conductas por parte de los viven de predicar todo lo contrario.

En Irlanda, el Papa Benedicto XVI declaró que los sacerdotes pederastas deben de responder no sólo ante Dios, sino también ante la ley. El Papa enfrenta demandas legales acusado de encubrir a curas pederastas cuando era el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en el pontificado de Juan Pablo II. Benedicto XVI expresó “vergüenza y remordimiento” por lo ocurrido y su “consternación” por el sufrimiento de las victimas. Pidió a los fieles que sean “intransigentes” con el pecado pero “indulgentes” con las personas. Además dijo que debemos de “aprender de Jesús y no juzgar y condenar al prójimo”, citando al Evangelio en el pasaje que habla de la adultera apedreada por el pueblo.

¿Entonces en qué quedamos, si somos indulgentes con las personas e intransigentes con el pecado y no juzgamos ni condenamos a los que cometen este tipo de abusos, vamos a perdonar a estos delincuentes con sotana y a encarcelar al pecado?

La justicia debe de aplicarse desde arriba y hasta donde pare. Los que cometen este tipo de delitos deben ser castigados con todo el peso de la ley, sin importar credo o religión, allá que los perdone quien tenga que hacerlo, aquí en la tierra que paguen sus faltas. El Papa pidió el “perdón con humildad por los errores cometidos”, me parece que no se trata de errores, sino de delitos contra menores, es totalmente diferente.

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), pidió perdón a las víctimas de abusos sexuales y afirmaron que de hoy en adelante asumirán una postura de cero tolerancia contra actos de pederastia. ¿Por qué hasta ahora asumen esta postura, cuando han sido cómplices por décadas de estos abusos? No es creíble la postura asumida por los obispos, es una reacción tardía obligada por el tamaño del escándalo en que los han metido sus correligionarios abusadores.

Afirma el CEM que estos actos se deben a varios factores, “entre ellos a que la sociedad ha tendido a ser muy liberal en ética sexual y ha promovido la no prohibición y hay tolerancia a todo desorden, por lo que ahora vemos las consecuencias de dichos actos.” Agregan además que “ha faltado más educación sexual desde las familias y escuelas, la cual es reducida a una mera información genital que a veces lleva al libertinaje sexual”.

Ahora resulta que la sociedad, la familia y la escuela son responsables de los delitos cometidos por sus sacerdotes, válgame dios. Si sabemos que un joven que desea ordenarse para sacerdote ha de pasar por varios años de seminario, desde la preparatoria, sometido a una vigilancia personal, a exámenes estrictos. ¿Podría creerse que puede pasar inadvertida su inclinación sexual o las posibles desviaciones que pueda tener ese individuo?, me parece que no. Tal vez es ahí en ese ambiente donde adquieren, o se refuerzan, esas prácticas aberrantes producto de la negación de sí mismos y de su sexualidad.

Por décadas, algunos de los más destacados jerarcas de la Iglesia católica han sido omisos, cómplices o protectores de sacerdotes pederastas, ahora declaran que serán intolerantes e invitan a los fieles a denunciar a los ministros religiosos que cometan estos abusos.

Mientras tanto el hedor que recorre el mundo representa la impunidad, santa impunidad, pero impunidad al fin y al cabo.

Pierde credibilidad la Iglesia. Lo siento por los sacerdotes que son generosos con la comunidad a la que sirven, honestos y limpios en su trabajo pastoral, tenemos a varios en Morelos, a ellos mi reconocimiento.

Trivia: ¿Habrá más víctimas de sacerdotes abusadores que muertos por el crimen organizado?

jorge.messeguer@gmail.com

0 comentarios

Make A Comment

Fer_Ateos

Fer_Ateos

Buscar este blog